Lema


Si tú menosprecias la pintura, sola imitadora de todas las obras visibles de la naturaleza, de cierto que desprecias una sutil invención que, con filosofía y sutil especulación, considera las cualidades todas de las formas: Mares, parajes, plantas, animales, árboles, y flores que de sombra y luz se ciñen. Esta es sin duda, ciencia y legitima hija de la naturaleza, que la parió, o por decirlo de buen ley, su nieta, pues todas las cosas visibles han sido paridas por la naturaleza y de ella nació la pintura. Con que habremos de llamarla cabalmente nieta de la naturaleza y tenerla entre divina parentela.


Quien reprueba la pintura, la naturaleza reprueba, porque las obras del pintor representan las obras de esa misma naturaleza y, por ello, tal censor carece de sentimientos.

LEONARDO DA VINCI Tratado de Pintura.

swash"

domingo, 23 de octubre de 2011

Cómo Dibujar la Cabeza Humana y el Retrato

500 años antes de Jesucristo un escultor de la antigua Grecia llamado Policleto estudió las proporciones ideales del cuerpo humano y escribió un tratado titulado El Canon en el que establecía que la altura ideal de la figura humana era igual a siete cabezas y media. Siguiendo esta regla, Policleto esculpió la estatua de El Dorífero, una escultura que tuvo gran influencia en el arte griego, Lisipo, estableció la altura ideal en ocho cabezas. A partir del Renacimiento, el Canon fue estudiado por Dürer, Leonardo, Rafael, Miguel Ángel, etc., dedicando especial atención no sólo a la altura del cuerpo humano, sino también a las facciones del rostro y de la cabeza. De estas facciones y del canon de la cabeza vamos a hablar ahora para iniciar este libro sobre cómo dibujar la cabeza humana y el retrato.

J. M. Parramón






































PDF [Español]
(Enlace actualizado) Descargar PDF

5 comentarios: